Tarjeta Gris 18%

Hits: 325

Nuestras cámaras poseen fotómetros de “Luz Reflectada” integrados que miden la luz (gris 18%) que está siendo reflectada de la escena para entregarnos las definiciones de exposición correctas (velocidad obturador, abertura de diafragma e ISO).

El problema que encontramos ahora es que el tema / objeto que fotografiamos reflecta cantidades diferentes de luz, lo que nuestros ojos ve como tonos y colores diferentes, Nuestra cámara entiende lo que estamos viendo, pero sólo conoce la cantidad de luz que está siendo reflectada.

Para que este sistema funciones, las cámaras necesitan ser programadas para una cierta cantidad de luz, conocida como gris neutro. La cámara asume que la reflección medida de la escena será del mismo tono del gris neutro. Entonces, vas a recibir informaciones para el ajuste de exposición que funcionaría si la escena fuese, de hecho, gris neutro.

Cuando nuestra escena ( o la parte que medimos ) no es gris intermedio, acabamos con imágenes subexpuestas o superexpuestas. Esto debido a que la cámara continúa asumiendo que nuestra escena es gris neutro y, por tanto, los ajustes de exposición recomendados probablemente estarán equivocados.

Una de las mejores herramientas para garantizar la obtención de imágenes correctamente expuestas es una tarjeta gris al 18%. La tarjeta gris es, literalmente, un pedazo de cartón, generalmente de 8×10 pulgadas, con un tono de gris específico de 18% reflectado por todo su espectro visible. Este es el gris que las cámaras esperan ver; por tanto, es la razón por la cual las tarjetas grises son usadas como referencia estándar para producir una exposición de imágen consistente.

gris-18%

Para usar una tarjeta gris simplemente colóquela en el plano de la imagen con un ángulo que se aproxime al ángulo de la luz que incide sobre el tema u objeto a ser fotografiado. Si estás fotografiando una persona, ella puede sostener la tarjeta e inclinarla ligeramente en dirección a la fuente de luz dominante (sol o flash). Después, llene el encuadre con la tarjeta gris y vea cuales son los ajustes de exposición que su cámara esta recomendando. Estas recomendaciones representan una lectura media exacta y serán exibidas en el visor. El único verdadero truco para esta medición es lograr el ángulo de la tarjeta para que este represente con exactitud el ángulo principal de la fuente de luz.

Con toda honestidad, encuentro más fácil efectuar una lectura de incidencia con un medidor portátil que andar con una tarjeta gris a cuestas. Dicho esto, si no tienes un fotómetro de luz incidente, la tarjeta gris es una buena carta bajo la manga, principalmente en situaciones de iluminación complicadas. Con el advenimiento de las cámaras digitales, la tarjeta gris también puede tener la doble función de un medidor sustituto de temperatura del color.

FOTOMETRIA USANDO LA PALMA DE LA MANO

Si no tiene una tarjeta gris, un pequeño truco es efectuar una lectura en la palma de la mano y, después, aumentar la exposición en un stop. Si tiene una lente de largo alcance montada no es necesario que enfoque con exactitud en la palma, pero verifique que la palma cubre todo el visor.

gris-18%

Una vez mas, el ángulo de la mano en relación a la luz es importantísimo, y este es un método de medición muy rápido y confiable. La verdad se está sustituyendo la tarjeta gris por la palma de la mano y ajustando la exposición en un stop para compensar la diferencia de brillo entre la mano y la tarjeta gris. La razón para aumentar la abertura en un stop es que la palma de la mano es cerca de un stop mas clara que la tarjeta gris de 18%. Si tienes piel mas oscura en la palma de la mano, o extremadamente pálida, tal vez la compensación de exposición deba ser diferente. Experimente, es un truco muy útil.

Agregar un comentario