Filtros Fotográficos

Hits: 262

Todos los tipos de filtros fotográficos que existen.

Ahora que estas aquí, vamos a revisar todos los tipos de filtros fotográficos que existen, para qué sirven y qué efectos creativos interesantes nos van a aportar. Sobre todo, en la fotografía digital actual, estos filtros siguen siendo muy útiles, pues en el tema de efectos hay vida más allá de Photoshop.

Con el uso de un filtro podemos lograr darle un efecto o toque diferente a nuestras fotos, muy habitual además en fotografía de naturaleza y paisajes.

Hoy en día Photoshop nos permite aplicar una gran variedad de efectos al momento de la edición de las fotografías, pero por el momento, el único que no es posible realizar es el efecto obtenido con el filtro polarizado.

Contenido de la página

  • 1 ¿Qué son los filtros fotográficos?
  • 2 ¿Para qué se utilizan los filtros fotográficos?
  • 3 Tipos de filtros fotográficos.
    • 3.1 Filtros UV, skylight o ultravioletas.
    • 3.2 Filtros polarizadores.
    • 3.3 Filtros ND.
    • 3.4 Filtros IR o infrarrojos.
    • 3.5 Filtros de colores.
    • 3.6 Filtros degradados de densidad neutra.
    • 3.7 Filtros de estrella.
    • 3.8 Filtros de gelatina.
    • 3.9 Filtros de efecto retro.
  • 4 Precios de los filtros fotográficos.

¿Qué son los filtros fotográficos?

filtros-fotograficos

 

Los filtros son accesorios para nuestros objetivos o lentes, formados por cristales de varios tipos según su función o el efecto que queramos para nuestras fotografías. Pueden ser de forma circular, cuadrada o rectangular.

Se acoplan en la parte frontal del objetivo, con el fin de conseguir un determinado efecto en la fotografía.

El filtro puede tener forma cuadrada. que se acopla al objetivo mediante un accesorio, pero lo más común es la forma redonda con una montura que se enrosca en la lente.

Para acoplarlos a la perfección, el diámetro de la rosca ha de ser el mismo en el filtro y en el objetivo, y se suele indicar con el símbolo Ø y expresado en milímetros, por ejemplo Ø 58mm.

Los materiales más habituales son el vidrio o cristal (mayor calidad, mayor precio) y la gelatina y también los de metacrilato (menor precio y gran variedad de tipos).

Y, como no podía ser de otra manera, recomendamos el uso de filtros con cristales de alta calidad para conseguir la mejor definición y nitidez en nuestras fotografías.

Los filtros se colocan delante del objetivo, modificando la luz que llega al sensor de la cámara para lograr o bien una exposición más correcta o bien lograr un efecto concreto deseado.

¿Para qué se utilizan los filtros fotográficos?

filtros-fotograficos

Los filtros tiene muchos usos según las necesidades que tengamos y de la situación fotográfica.

Dependiendo del uso o el efecto que queramos darle, usaremos unos filtros u otros.

Podemos quitar la luz ultravioleta, oscurecer la exposición, evitar reflejos indeseados, saturar los colores, variar el balance de blancos, generar destellos en formas de estrella con varias puntas a elegir y algunos ejemplos más.

Su uso va desde la simple protección de la lente hasta otros usos muy variados como: color y balance de blancos, oscurecer la exposición varios pasos, reducir reflejos y saturar colores, ajustar la exposición por zonas, fotografía infrarroja, efectos con formas creativas o incluso efectos retro, entre otros.

Vamos a ver los tipos de filtros que podemos usar para nuestras fotografías:

Tipos de filtros fotográficos.

Filtros UV, skylight o ultravioletas.

Estos filtros son los más conocidos, llamados también como protectores o skylight. Sirven para reducir en parte el efecto de las brumas o neblinas y a la vez proteger nuestro objetivo.

Aconsejamos su uso en los siguientes casos:

  • Si hacemos fotos bajo una intensa lluvia.
  • Si fotografiamos en la playa, para evitar salpicaduras o arenilla.
  • Si hace un fuerte viento, para evitar que los granitos de arena rayen nuestro objetivo.

En las demás situaciones, es decir, la gran mayoría de las veces, no aconsejamos su uso, pues el efecto de la neblina lo podemos corregir fácilmente en la edición a nuestro gusto.

¿Y por qué no lo aconsejamos?

Piensa por un momento que te compras un objetivo de gama alta, con cristales de alta precisión y nitidez.

Si le ponemos delante un filtro UV, estaremos limitados a la calidad final de ese filtro de X pocos euros, frente a la posibilidad de tomar la foto con un objetivo de calidad soberbia.

Además, estos filtros provocan más flares en situaciones de contraluz o incluso luces fantasmas en fotografías nocturnas.

Creemos que son razones más que suficientes para no usarlos, salvo en los casos concretos que os hemos contado antes.

Sí, sabemos que cuando te compras una cámara nueva, los vendedores te recomiendan que le compres filtros UV protectores. Pero piensa antes de adquirir uno, si te compensa o no.

Filtros polarizadores.

filtros-fotograficos

Este tipo de filtros son muy usados desde hace mucho tiempo, no en vano son de los preferidos por fotógrafos de paisajes por su efecto único, que incluso hoy no se puede imitar al 100% por software de edición.

Los filtros polarizadores tienen la capacidad de reducir reflejos y brillos en superficies como cristales o metales, y también saturar colores como el verde y el azul, potenciando el paisaje.

Los filtros polarizadores suelen ser de forma circular (aunque también los hay cuadrados o rectangulares), en su parte posterior se enroscan al objetivo y en su parte anterior se pueden girar para potenciar más o menos su efecto a nuestro gusto.

El primer anillo del polarizador es el que se enrosca al objetivo, y el segundo anillo se puede girar para aumentar o disminuir el efecto del polarizador.

Filtros ND.

filtros-fotograficos

Los filtros ND o de densidad neutra son muy útiles para oscurecer la toma, es decir, controlamos la cantidad de luz que pasa por el objetivo hasta la cámara.

Suelen ser circulares y van desde el gris claro hasta el gris casi negro, dependiendo de su intensidad.

Con ello podemos variar la exposición de nuestra fotografía, manteniendo la velocidad de obturación o diafragma deseados sin tocarlos. Así, por ejemplo, podemos reducir la velocidad sin sobreexponer la toma, compensando la exposición.

 

Su nomenclatura viene dada por un número. Así pues, tenemos filtros ND2, ND4, ND8, ND16,… donde ND2 nos oscurece un paso la luz, ND4 dos pasos, ND16 cuatro pasos, y así sucesivamente.

¿Qué ventajas tengo al usar un filtro ND?

Tengo dos:

  • Poder usar tiempos de exposición más largos para lograr efectos de movimiento o efecto seda, y el filtro me oscurece ese exceso de luz con velocidades lentas de obturación.
  • Poder usar aberturas muy abiertas a plena luz del día y a máxima velocidad, para evitar la sobreexposición.

 

Filtros IR o infrarrojos.

filtros-fotograficos

Los filtros IR se utilizan para bloquear toda la luz del espectro visible y dejar pasar sólo la luz infrarroja.

Si tenemos la oportunidad de ver alguno de estos filtros, podremos ver que les acompaña un número.

Éste número hace referencia a la longitud de onda, dentro del espectro visible, hasta la que filtra. Por ejemplo, un filtro que ponga R72, filtra el espectro visible hasta los 720 nm, dejando pasar la parte del espectro con mayor longitud de onda.

También los podemos encontrar con el espectro hasta 850 nm, 950 nm, etc.

Filtros de colores.

Este tipo de filtros se utilizaba mucho en fotografía analógica, y más concretamente, en la fotografía en blanco y negro. Según el color del filtro, se potenciaban más los verdes de la imagen, o los azules, o bien los cálidos.

Pero también se siguen usando en digital, para cambiar el color de una parte de la escena o dar un virado a todo el encuadre entero.

Los que varían el color de una parte de la escena en concreto son como los degradados neutros, sólo que con el gradiente de color en lugar del gris oscuro. 

También tienen su uso para variar el tono o el balance de blancos de nuestra fotografía, en lugar de hacerlo en la posterior edición.

En la siguiente imagen vemos el efecto de estos filtros de colores para una fotografía en blanco y negro y cómo afecta según el color del filtro utilizado.

Filtros de estrella.

Estos filtros se usan para lograr efectos creativos en los reflejos o destellos de luz, sobre todo en fotografía nocturna.

El nombre de filtro estrella no le viene a este accesorio específico porque tenga forma de estrella, sino por ese efecto en concreto.

Cuando tomamos la foto, los destellos de las fuentes de luz como las farolas, o bien tienen un destello uniforme, o bien un destello con múltiples puntas debido al uso de diafragmas cerrados.

Y lo bueno de estos filtros de estrella es que al usarlos delante del objetivo, nos permiten elegir el número de puntas del destello. Dos, cuatro, seis, las que queramos, dando un efecto creativo a nuestras fotografías.

También es muy recomendable probar su uso en fotografía de coches, joyas o producto en donde haya superficies reflectantes y que provoquen destellos, dándole un toque especial a las fotos.

Filtros de gelatina.

Estos filtros son poco conocidos, pues suelen usarse an la parte posterior del objetivo, sobre todo en ultra-angulares, donde la primera lente del objetivo es muy curva y no tienen rosca al no entrar físicamente el filtro en ellos.

Son iguales en efecto que, por ejemplo, los ND, salvo que se colocan detrás del objetivo, no delante.

También son conocidos los filtros de gelatina para colocar en el cabezal de los flashes, y así podemos variar el color de la fuente de luz.

Filtros de efecto retro.

Este tipo de filtros es relativamente muy nuevo y tienen un efecto especial para nuestras fotos, al estilo de los filtros de Instagram, retro o vintage.

No son muy conocidos, pero os los presentamos igualmente por si alguno de vosotros quiere probar cosas nuevas y creativas.