Principios de Composición de RETRATOS

Hits: 58

Indicaremos aquí algunas orientaciones generales sobre composición de retratos que pueden ser usadas en conjunto con los principios de encuadramiento.

Estos, mas que reglas, son puntos de partida. Están aquí para que los desobedezcan en nombre de la creatividad, pero, como principios básicos, son útiles para hacer buenos retratos.

CREE UNA IMAGEN RECONOCIBLE

Quien ve por primera vez un retrato fotográfico propio intenta reconocer la personas que ve en el espejo en la mañana. Pero en general no ve esa persona. Una de las razones e que la imagen que ve en el espejo está invertida. Basicamente, la persona se ve al revés.

Cuando se hace una fotografía, la cámara ve al modelo desde el punto de vista que tomo tenemos de ella, pero no desde el punto de vista que la propia persona tiene de si misma.

En la época de las transparencias, se mostró imágenes en slides a modelos que inmediatamente dijeron: “Ah, no se parece a mi !!”. Entonces dieron vuelta el slide para que la imagen quedase invertida y se les llamó de nuevo para que la vieran de nuevo, y todos dijeron: ” Ah, ahora está mejor, ahora me reconozco.”

MANTENGA ENFOCADOS LOS OJOS

Si los ojos no están enfocados en un retrato de busto, el rostro entero parecerá estar fuera de foco para el espectador. Aunque este desenfocado, el restante del rostro parecerá correcto para el espectador si los ojos están bien enfocados. Pero, si el foco está en la nariz (o en las orejas), y no en los ojos, el espectador quedará con la sensación de que ocurre algo extraño en la foto.

DEJE LOS OJOS AL NIVEL DE LOS OJOS

En un retrato de busto tradicional, posicione los ojos en el tercio horizontal superior del encuadre, ya que esto da al espectador una impresión más natural al mirar el retrato de frente.

En la mayoría de los casos, cuando los ojos no están a ese nivel el espectador puede quedar con la sensación de estar viendo el retrato desde arriba, lo que puede ser desconcertante. Está claro que hay ejemplos de buena composición en que esta regla debe ser ignorada, pero este es, como dijimos, un punto de partida útil y seguro para la mayoría de los retratos de busto.

MANTENGA LOS MIEMBROS INTACTOS

Evite cortar los miembros en las articulaciones, como las muñecas, tobillos o codos. Esta regla se aplica a manos cortadas en las muñecas por el borde del encuadre, los dedos cortados en medio de la mano y, los pies cortados en la pantorrilla o tobillos. Todo esto da la impresión extraña de la fotografía que provoca al espectador la sensación de que algo falta.

Siempre es preferible evitar este tipo de problema vigilando los bordes (ver los contornos del visor) antes de hacer la foto y, entonces, pidiendo al retratado que intente poner las manos o pies dentro del cuadro. Tal vez sólo baste encoger los pies en la dirección del cuerpo o mover las manos, cruzando los brazos o posicionándolas en las rodillas, pecho o estómago

Si fuese probable que manos o pies sean cortados, tal vez debido a la posición del retratado o limitación de espacio disponible para la foto, piense en cambiar el plano de la imagen.

Por ejemplo, si no es posible evitar cortar manos o pies en una foto de cuerpo entero, tal vez sea mejor hacer una foto de dos tercios y encuadrar al retratado por arriba de las rodillas

EVITE OBJETOS INVASIVOS

Cuidado con los objetos en el fondo que puedan alejar los ojos del modelo principal. Intente mantener el fondo limpio, sin desorden que distraiga la vista en objetos sin relación con el terma de la fotografía.

Uno de los errores mas comunes del retratista que está iniciando es permitir que un poste salga de la cabeza del retratado. Examine el visor con atención y certifique que no haya nada parecido a eso en la pantalla; de haberlo, generalmente basta con desplazarse un paso hacia el costado para apartar al modelo del objeto invasivo.

No vea sólo el centro del cuadro, vea toda el área, principalmente los bordes, ya que generalmente es en esas áreas es donde ocurren los errores de cortes y problemas con objetos extraños que invaden la escena.

LAS PERSONAS VAN PARA ARRIBA, NO PARA LOS LADOS

Sugiero que comience experimentando técnicas tradicionales de encuadre y sólo use las menos convencionales cuando ya este familiarizado con las reglas básicas de composición.

Es natural tomar la cámara en modo horizontal, porque es así que fue construida. Pero para composición de retratos recomiendo que la use lo más que pueda en forma vertical.

Uso esa posición en un 90% de las veces, principalmente porque encuentro que ayuda a llenar el cuadro con el retratado (principalmente en bustos y retratos de dos tercios, que llenan el cuadro con la cabeza y eliminan el espacio no necesario alrededor).

COMPLETE EL CUADRO

El modo favorito de usar la cámara en horizontal es completar el cuadro con el modelo, lo que evita dejarlo en el medio con espacio vacío alrededor.

REGLA DE DOS TERCIOS

Imagine el visor de su cámara. Ahora imagine en é dos lineas horizontales que dividen el formato en tres secciones iguales. Ahora imagina otras dos líneas, pero verticales. Ahora su visor (o cuadro de la imagen) está dividido en tres partes, vertical y horizontalmente.

Use esas líneas para posicionar al modelo o parte de él y obtener el máximo de impacto. La regla de los dos tercios dice que los ojos serán mas impactantes en las áreas del cuadro en que las líneas se cruzan.

Esto nunca es en el centro de la imagen. Así, poner el modelo en el centro de la foto con un montón de espacio alrededor generalmente no queda bien a los ojos del espectador.

La regla de los dos tercios es una técnica de composición de retratos que ha sido despreciada en los últimos tiempos, ya que muchos fotógrafos parecen decididos a evitarla o desobedecer. La recomendación es, no la elimine antes de experimentar y esto es una apuesta: después de acostumbrarse, ella se volverá una técnica vital de la que no tendrá ganas de huir con frecuencia.

En retratos, tiene dos usos principales. En el formato vertical, use la regla de los dos tercios para posicionar la cabeza del retratado en el tercio superior del cuadro. Eso deja un poco de espacio arriba de la cabeza y ayuda a equilibrar la composición de retrato como un todo. En un retrato de busto, completar el cuadro con esta regla dejará los ojos aparentemente al nivel de los ojos del espectador. Así se obtiene una fuerte conexión entre el espectador y el retratado.

La regla de los dos tercios también funciona bien con la cámara en formato horizontal. De este modo, es posible ubicar al retratado en alguno de los lados del cuadro y dejar la mayor parte del espacio del otro, sin que la imagen parezca desequilibrada.

Un error común en el uso de esta técnica es alejar demasiado el modelo para uno de los lados del cuadro. Esto deja espacio vacío en exceso y resulta en una imagen desequilibrada.

Use la intersección del primer tercio horizontal ( a partir de cualquier lado del cuadro ) para posicionar al modelo, de preferencia dejando la primera línea vertical en la mitad del cuerpo, para obtener una composición mucho mas equilibrada.

ESPACIO PARA VER

Cuando posicione las personas en el encuadre, en caso que ella vean hacia alguno de los lados es mejor darles espacio en el cuadro para ver. Evite poner a alguien en el borde del cuadro mirando hacia afuera del mismo, a menos que quiera el efecto de “creo que voy a quebrar mi cabeza en ese muro”.

MARCOS NATURALES

Intente encontrar en la escena algo que pueda usar para enmarcar al retratado, aislándolo del medio ambiente y así dándole más énfasis. Puede ser una puerta, ventana, ramas de algún árbol o cualquier otra cosa que ayude. Vea a su alrededor si hay algo que pueda ser usado.

Siguiendo o teniendo en cuenta estos consejos básicos de Composición de Retratos, podrá mejorar bastante sus trabajos.

Vea tambien Bracketing, Medición de Luz, Panning

Agregar un comentario