Chiflón del Diablo

Hits: 171

Conozca la historia de la mina Chiflón del Diablo en Lota, VIII región

El auge de las máquinas a vapor durante el siglo XIX, provocó un explosivo aumento de la demanda por carbón mineral, para alimentar la extensa red de ferrocarriles que se expandía por el país y a las embarcaciones que llegaban y salían desde nuestros puertos o que cruzaban el Estrecho de Magallanes.

En ese contexto, a mediados del siglo XIX se instalan en la región costera del golfo de Arauco renombrados empresarios mineros, quienes se encargarían de estudiar los yacimientos de la zona para su posterior explotación. Los nombres más destacados fueron los de Matías Cousiño, Jorge Rojas, Guillermo Délano y Federico Schwager, entre otros.

A poco andar, en 1869, el agotamiento de algunas vetas obligó a las empresas a extender sus faenas a los mantos submarinos. El yacimiento Pique Carlos, conocido hoy como Chiflón del Diablo, se constituyó así como la primera y única mina submarina del mundo. Su auge lo vivió luego, gracias al hallazgo y extracción del carbón de piedra ubicado en el manto Nº 5, también denominado carbón metalúrgico, de mayor potencial calórico.

Esta mina se caracterizó por poseer ventilación natural y por el modelo de explotación denominado “por pilares” o “room and pillar”. Esta consistía en la estructuración de pilares de carbón de 1 a 1.2 metros de altura donde el minero debía trabajar de rodillas, extrayendo el carbón hacia arriba o hacia abajo para conformar una caverna de extracción y un pilar sostenedor, conformando una galería subterránea que permitía la ventilación, generándose una compleja trama de túneles y galerías interconectados.

Las críticas condiciones de trabajo que vivían en ella los mineros de Lota fue inmortalizada en el libro de 1904 Subterra, del escritor chileno Baldomero Lillo, y que en 2003 sería representada en la pantalla grande en la película del mismo nombre, dirigida por Marcelo Ferrari y protagonizada por Francisco Reyes y Paulina Gálvez.

El 6 de octubre de 2009, la mina se declaró Monumento Nacional de Chile, bajo la categoría de Monumento Histórico. Luego del cierre de la mina para su explotación, ésta comenzó a repensarse como foco turístico de la zona, instaurándola como un museo donde se realizan visitas guiadas por ex-mineros desde 1998. Desde el 16 de enero de 2012, pertenece al Circuito Turístico y Patrimonial «Lota Sorprendente», administrado por la Corporación Baldomero Lillo, que también incluye al Parque Isidora Cousiño, el Museo Histórico del Carbón y el Pueblito Minero del siglo XIX.​


1 pensamiento en “Chiflón del Diablo

Agregar un comentario