Puerto de Corral

Hits: 182

Corral es una comuna del sur de Chile, ubicada en la Región de los Ríos. Su capital, la ciudad y puerto del mismo nombre se ubica entre la bahía de Corral y la desembocadura del río Valdivia, a 15 km de Valdivia, capital regional, comuna de la cual se separó por ley de municipios del 22 de diciembre de 1891. Es el puerto más antiguo del sur de Chile y el más importante del periodo colonial del país.

Esta comuna incluye a las Islas Mancera y Del Rey, e integra junto a las comunas de Valdivia, Lanco, Máfil y Mariquina, el distrito electoral N.º 53 perteneciente a la 16 Circunscripción Senatorial. La máxima autoridad municipal recae sobre su alcalde, Gastón Pérez González.

Historia

El centro de Corral fue casi completamente destruido por el Terremoto de Valdivia de 1960.

El puerto de Corral, en tiempos de la conquista española, fue una bahía muy fortificada e inexpugnable gracias a un sistema defensivo de fuertes, para proteger a los españoles, de los constantes ataques de piratas y corsarios de otros países, como por ejemplo la ocupación holandesa de 1644. Tanta fue la importancia que tuvo Valdivia en esa época que en esta bahía puerto se llegaron a construir 17 fortificaciones en todo el perímetro de las actuales comunas de Valdivia y Corral, cabe destacar entre ellos, el Castillo San Sebastián de la Cruz, Castillo de la Pura y Limpia Concepción de Manfort de Lemus (o simplemente Castillo de Niebla) y el Castillo San Pedro de Alcántara de Mancera. En 1820 Lord Thomas Alexander Cochrane asalta las fortificaciones en la espectacular Toma de Valdivia por las fuerzas patriotas de la nueva República.

El 22 de mayo de 1960 a las 15 horas, el sur de Chile fue sacudido por el Terremoto de Valdivia de 1960, con una intensidad de 9,5 grados en la escala de Richter. Esta catástrofe tuvo efectos en gran parte del país y fue de tal envergadura que el tsunami que se formó, afectó las costas de Japón. En la bahía de Corral (en las localidades de Corral y Niebla) se formaron las más grandes olas de este maremoto o tsunami, 11 m de altura registrado en Corral.

Ubicación

Esta comuna se ubica en la bahía (también desembocadura del río Valdivia), frente a la localidad de Niebla, perteneciente a Valdivia. Al sur de la comuna de Valdivia, al oeste de la comuna de Paillaco y al norte de la comuna de La Unión.

Transporte

Ferry Cullamo

Existe una serie de Ferries o Transboradadores que conectan a través del Río Valdivia entre Corral y Niebla cada 15 minutos, siendo los más recientes los Transboradores Cullamó y Andalue. Por tierra existe un servicio de bus que realiza recorridos desde Corral a los sectores de Chaihuín y Huiro 7

Turismo

Corral se caracteriza por una gran riqueza natural, principalmente marina y forestal, a lo largo de toda su extensión. Históricamente ha sido reconocido por sus condiciones portuarias, dadas de manera natural. Corral posee una gran importancia debido a que en esta bahía fueron construidas las principales fortificaciones españolas, que formaban el sistema defensivo del Puerto de Valdivia. Dentro de estos destacan:

  • Castillo San Sebastián de la Cruz de Corral.
  • Castillo San Luis de Alba de Amargos.
  • Castillo San Pedro de Alcántara de Mancera.
  • Baterías Chorocamayo Alto y Bajo.
  • Batería La Aguada del inglés en San Carlos.
  • Fuerte de San Carlos.

Lugares de importancia

Amargos y San CarlosReconocidos por su importancia debido a la presencia de las fortificaciones españolas, pero en la actualidad se han destacado por ser las principales caletas pesqueras de la zona, complementando el trabajo marino con los servicios turísticos y artesanía típica. Morro Gonzalo – Los LilesEn esta zona comienza el recorrido costero de la comuna, estos senderos se complementan con los servicios de alimentación, alojamientos campesinos y artesanía en maderas. Huape y Palo MuertoEstas dos localidades son de características pesqueras, su gente dedicada a la pesca y los mariscos, complementan su actividad con la atención de turistas, en el último período se reconocen por los cultivos bajo plásticos de gladíolos multicolores. Chaihuín Esta localidad se reconoce turísticamente por el gran trabajo realizado en temas de servicios de alojamiento, alimentación y actividades, el trabajo de la población se complementa con las excursiones ofrecidas por la reserva costera valdiviana a través de senderos de bosques nativos, playas vírgenes y las maravillosas Lagunas Gemelas. Además de ser una zona de bosques, posee playas aptas para el baño, y también para la pesca de orilla Cadillal. Esta zona, bastante aislada ofrece al turista las riquezas naturales a través de la navegación del Río Chaihuin, complementado con la pesca deportiva, cabalgatas y reposterías típicas, además de las artesanas en lanas.HuiroReconocido como el centro étnico de la comuna por las tradiciones huilliches que aún se mantienen vivas en este sector a través de la artesanía y la gastronomía, esto se complementa con la atención de turistas en los hermosos paisajes naturales de la zona.Ensenada de San JuanEsta localidad dedicada a la agricultura y ganadería, ofrece la magia y el descanso de la naturaleza a través de sus ríos y esteros, playas de ríos y mar, zonas de picnic y camping, la gastronomía típica de especialidades en carnes, además de la posibilidad de realizar excursiones de trekking desde los esteros hacia la cordillera.Naguillán y Lumaco. Esta zona es reconocida por el trabajo de su población y por el hermoso paisaje que ofrece la posibilidad de realizar tours fotográficos, sobre todo de los vestigios del maremoto de 1960. Futa y Tres ChiflonesEstas localidades pertenecen a las más alejadas del centro de la comuna, pero la lejanía es parte del paisaje natural que maravillan a sus visitantes, descanso y observación de flora y fauna, además de la posibilidad de realizar un picnic a orillas del río o en medio del bosque.

Museo Pablo Fierro

Hits: 156

Historia Museo Pablo Fierro

Desde su fundación en el año 2002, el Museo de Casas Antiguas Pablo Fierro ( Museo Pablo Fierro ), ha marcado una diferencia por su versatilidad y añoranza de  lo antiguo. En su fase inicial, el Museo nació como una  quimera Urbanística de preservación de las Antiguas Casas y Arquitectura a través de la pintura del Pintor, un Artista Pintor, destacado por su amplio manejo del lápiz pastel y el pincel, con un estilo propio, realista, focalizando en plasmar en pintura, nuestro pasado urbanístico desde sus inicios, el museo estaba ubicado en el Pueblito de Artesanos Melipulli de la ciudad de Puerto Montt, y a lo largo de los años, fue adquiriendo notoriedad como el ultimo refugio del pasado urbano, donde se mantenía  con vida el recuerdo de una vida mas simple, unida a la riqueza arquitectónica y la habilidad del carpintero local, heredada de los pioneros alemanes, en conjunción con la construcción criolla sureña. Hoy se encuentra ubicado en la ciudad de Puerto Varas.

Lentamente, este museo pictórico se rodea de un ambiente y espíritu del pasado, donde cada visitante rememora la imagen de nuestros antepasados, al contemplar cada detalle realista de los retratos Arquitectónicos y Urbanísticos de la Región. Las pinturas, las imágenes y la historia, realzan su presencia a través de un original decorado de época, con cada sencillo utensilio recuperado, vuelve a nacer un pasado urbano en un simple museo de casas antiguas.

Sin darse cuenta el pintor Puerto Montino Pablo Fierro esta haciendo una especie de registro de patrimonio natural de la Décima Región. Si porque hace 20 años comenzó a pintar las casonas mas antiguas y características de la colonización alemana. Pero no fue intencional, más bien un juego de destino. “Yo diría que fue más bien espontáneo. Porque todo partió en 1989, cuando preparé algunos dibujos para mi primera exposición. Allí había de todo, desde pájaros hasta bodegones y un par de casas que hice para completar la sala. Todo los días pasaba por ahí, cuando me iba a casa, y me llamaron la atención”.

Las dibujó y fueron a dar a una de las paredes de la Sala Diego Rivera, en Puerto Montt, causando tal admiración que provocó una especie de comunicación con el público que visitó la muestra.

”Fue curioso ya que la gente que entraba y miraba las cosas las reconocía inmediatamente y comenzaban a conversar y recordar historias con respecto a la construcción. Las cosas producían cierta participación de la gente ya que tocó la casualidad que todos los que entraron a la exposición algo tenían que ver con las cosas”.

A la fecha ya pinto mas de 300 casonas de Valdivia, Osorno, Frutillar, Puerto Varas, Puerto Octay, Puerto Montt y otras localidades de la región donde marco una fuerte influencia la colonización alemana, tanto así, que actualmente ya está especializado en casonas antiguas.

La gente que ve mi trabajo, además de comentarlo, me entrega datos de dónde se ubican otras casonas, que ellos conocen a que perteneció a algún pariente”.

Proceso Creativo

Con una clara inclinación por el realismo, Pablo Fierro también imprime en “sus casas” cierto aire impresionista. “Primero hago un bosquejo y luego comienzo a pintar ya sea con pastel seco u óleo. Aunque en ocasiones pinto directamente, sin dibujar u hago algunos cambios ya que me gustan los detalles que evidencian cierta vejez. Por ejemplo: me inclino por los cercos oxidados, las tablas quebradas o con hongos, incluso muchas veces las cosas se ven en mis cuadros más viejas de lo que son en realidad y la gente habita en ellas y las ven, hacen sus reparos”.

El impresionismo tampoco está descartado dentro de la variedad estilística que maneja Pablo Fierro, incluso reconoce que a través de él se libera de la rigidez provocada por una incesante búsqueda de la perfección y el apego por la realidad. “ A veces me pongo más emocional y no pinto lo que veo, sino lo que ciento. Las cosas obviamente resultan con línea más sueltas y un poco inclinadas…”.

Si bien nunca se preocupó de tener un registro fotográfico de todos sus trabajos, la noticia de que una casa pintada por él fue derribada, quemada o destruida, lo hizo tener mayor preocupación, más aún cuando el cuadro fue vendido y no queda ninguna evidencia que testifique la existencia de esa casona. Es por eso que ahora reproduce fotográficamente todos sus cuadros, incluso esas fotografías se venden como pan caliente en forma de pasteles.

Cuestión de Tiempo

Esa melancolía que se refleja claramente en sus cuadros a través de colores grises y cierta atracción por los cielos cargados de nubes, evidencia también el pesimismo del pintor por el futuro de las casonas. “Creo que la desaparición de estas casas es solo cuestión de tiempo. Se trata de una especie de ciclo que no tiene marcha atrás y ya conoce su destino. Solo se salvarán algunas, las que sean declaradas Monumento Nacional, Patrimonio de la humanidad , o aquellas por las que haya real interés de preservar”.

Mientras las pintaba comenzó a darse cuenta de la triste realidad de este trozo viviente de la historia de la zona sur. Y es que las fatídicas palabras del pintor no están alejadas de la realidad. Solo basta con hacer una especie de catastro y verificar cuántos descendientes de los colonos alemanes aun viven en las casas construidas por sus antepasados. La agricultura se echó a perder y las casas fueron vendidas, derribadas o simplemente abandonadas a la espera de que los terrenos tengan un mejor valor para ser vendidos”.